12/06/2020

La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito (2 de 13) Clave 1ª: “La familia tiene que dar ejemplo”

Escrito por: Rafael Rodríguez Díaz y Jacqueline Rodríguez Cabrera

Empresa familiar

Tal y como vimos en el primer artículo de esta serie de trece entregas hay doce claves para el éxito de las empresas familiares, siendo la primera de ellas: “La familia tiene que dar ejemplo”, que es la que presentamos a continuación.

A lo largo de las próximas once semanas dedicaremos un artículo a cada una de las claves restantes, que se desarrollan ampliamente en nuestra obra La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito, tanto en su versión audiovisual como en la versión escrita (libro), que podrá encontrar a través de nuestra web naruconsultora.com.

Un ejemplo vale más que mil palabras”. No se puede sustituir el ejemplo que la familia tiene que dar a toda la organización. La esencia del liderazgo es el ejemplo. Quien lidera tiene que ejemplificar con sus actuaciones lo que dice con sus palabras y tiene que demostrar con su ejemplo que se toma su trabajo en serio. El liderazgo en una empresa familiar lo ejerce fundamentalmente la familia propietaria, en mayor medida los familiares que trabajan en la empresa, pero también, los que no lo hacen.

La familia es permanentemente escrutada. Sus gestos son analizados e interpretados, sus palabras y actuaciones constituyen uno de los temas habituales de conversación de los empleados. Ningún miembro de la familia que trabaje en la empresa puede pensar que los empleados no se enteran de lo que hace. Tiene que asumir lo contrario. El personal y otros miembros de la familia saben si un familiar llega tarde a trabajar, si no se esfuerza lo suficiente, si se salta a la torera las normas de la empresa, si no hace un trabajo de calidad e, incluso, si hay problemas o conflictos en la familia empresaria. En realidad, hay que asumir que la familia está a la vista de toda la empresa de forma permanente y que, por tanto, no les queda más remedio a todos y cada uno de sus miembros que encarnar el espíritu de trabajo y la conducta que tiene que desarrollarse en toda la organización. La familia tiene que convencerse de que no se desarrollará en la empresa nada que no sea ejemplificado por ella. Esto es, en esencia, disciplina.

La familia, al menos, tiene que:

1. Dar ejemplo de trabajar como el que más. Cuando hay miembros de la familia incorporados al negocio que no trabajan o trabajan poco se están sentando la bases para que haya dificultades familiares y desmoralización en el personal.

2. Dar ejemplo de estar al servicio del cliente y de la empresa. Trabajar en la empresa es estar al servicio del cliente y anteponer las necesidades de la empresa a los gustos y deseos personales de cualquier miembro de la familia.

3. Dar ejemplo de excelencia en el trabajo. Luchar por la perfección e intentar hacer cada día un mejor trabajo son fundamentales, tanto para la propia autoestima como para mejorar el servicio que presta la empresa a sus clientes.

Esta clave se desarrolla en el primer capítulo de nuestra obra La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito, tanto en su versión audiovisual como en la escrita (libro). Ambas versiones están unificadas y se complementan, capítulo a capítulo, como base para el diálogo y la comunicación de las familias empresarias. Podrá encontrar ambas versiones a través de nuestra web naruconsultora.com.

El viernes de la próxima semana publicaremos el tercer artículo de esta serie que desarrolla la segunda clave que es: “Definir una efectiva misión empresarial”.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.OK