17/07/2020

La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito (7 de 13) Clave 6ª: “Poner las condiciones para que la joven generación tenga éxito profesional”

Escrito por: Rafael Rodríguez Díaz y Jacqueline Rodríguez Cabrera

Empresa familiar

Tal y como vimos en el primer artículo de esta serie de trece entregas hay doce claves para el éxito de las empresas familiares, siendo la sexta de ellas: “Poner las condiciones para que la joven generación tenga éxito profesional”, que es la que presentamos a continuación.

Esta clave y las once restantes se desarrollan ampliamente en nuestra obra La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito, tanto en su versión audiovisual como en la versión escrita (libro), que podrá encontrar a través de nuestra web naruconsultora.com.

Adoptar un estilo de dirección que permita a la joven generación tener iniciativa y tomar decisiones, así como establecer unas reglas de incorporación que garanticen la formación, actitudes y competencias adecuadas son prerrequisitos para que los jóvenes miembros de la familia tengan éxito, pero no es suficiente, hay que dar un paso más. Hay que poner las condiciones para que la joven generación tenga éxito profesional.

¿Por qué hay que aspirar a que los jóvenes familiares tengan éxito profesional? Porque si tienen éxito se sientan las bases de la prosperidad de la empresa y, también, aumenta significativamente la probabilidad de que sea satisfactorio trabajar con la familia. Si se consigue que la joven generación obtenga logros significativos se están poniendo los cimientos para el futuro del negocio familiar.

Hay un conjunto de prácticas que son muy efectivas para lograr que la gente joven se desarrolle profesionalmente y obtenga altos niveles de excelencia. Estas prácticas son:

1. Identificar las fortalezas de cada uno de los miembros de la joven generación y ponerlas a trabajar allí donde pueden obtener los mayores resultados.

2. Retar continuamente a los jóvenes con nuevos desafíos que les obliguen a crecer.

3. En los primeros años de trabajo, ponerlos a las órdenes de jefes le puedan servir de ejemplo.

4. Facilitarles que puedan tener mentores.

5. Impulsar su desarrollo profesional con la ayuda del coaching.

6. Formarlos continuamente.

Cuando hacemos uso de estas prácticas vemos que la joven generación va creciendo continuamente y que con cada año que pasa su éxito profesional aumenta y con ello aumenta su satisfacción y las probabilidades de éxito del negocio familiar.

Esta clave se desarrolla en el sexto capítulo de nuestra obra La Empresa Familiar: Doce Claves para el Éxito, tanto en su versión audiovisual como en la escrita (libro). Ambas versiones están unificadas y se complementan, capítulo a capítulo, como base para el diálogo y la comunicación de las familias empresarias. Podrá encontrar ambas versiones a través de nuestra web naruconsultora.com.

El viernes de la próxima semana publicaremos el octavo artículo de esta serie que desarrolla la séptima clave que es: “Potenciar la comunicación entre los miembros de la familia”.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.OK